San Buenaventura
 
San Buenaventura
Mis aficiones
Album de fotos de: San Buenaventura
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
San Buenaventura

Imagen
 
Juan da Fidanza, conocido como San Buenaventura (Bagnoregio, Toscana, Italia; 1218 - Lyon; 15 de julio de 1274) fue un santo y místico franciscano, obispo de Albano y cardenal italiano que participó en la elección del papa Gregorio X. Fue discípulo de Alejandro de Hales, y llegó a ser General de la Orden franciscana. Es Doctor de la Iglesia Católica.
PENSAMIENTO:
La cuestión de san Buenaventura filósofo recibe en esta obra un impulso de clarificación notable. El A. entra directamente a dilucidar la actitud del Doctor Seráfico frente a lo que es el problema filosófico como tal: su modo de comprensión de la verdad y el resultado de su aproximación a la misma desde el ámbito natural de la razón. Para ello se analizan minuciosamente los tres campos en que la verdad se presenta a la consideración del filósofo: el teórico metafísico (la verdad de las cosas); el moral práctico (verdad -rectitud- de las costumbres); y lingüístico hermenéutico (la verdad de las palabras). Es así como el problema de la concepción de la verdad lleva a la cuestión del significado de la filosofía, que para Buenaventura como para Aristóteles es esencialmente "ciencia de la verdad" con el objetivo de culminar en expresiones universales de las esencias por medio de conclusiones.

DIOS - NATURALEZA:
Para San Buenaventura las cosas son accesibles a la razón porque tienen una naturaleza propia; pero esa naturaleza es manifestación y signo de una realidad sobrenatural, Dios. La verdadera ciencia consiste en partir de la naturaleza y a través de de ella, ascender gradualmente hacia Dios. Este ascenso se lleva a cabo en 3 grados:
1) buscar los vestigios de Dios en el mundo sensible, mediante sentidos e imaginación;
2) contemplar la imagen de Dios que está en nosotros, mediante la razón;
3) elevarse a las naturalezas semejantes a Dios que están sobre nosotros, a través de la inteligencia. Este grado místico es el supremo.

HOMBRE:
La autonomía que el A. reivindica para el pensamiento filosófico bonaventuriano radica en la fuente natural y primigenia de donde surge: la luz interior del entendimiento, cuyo dinamismo lógico conduce al hombre, a través de verdades fundamentales sobre sí mismo y sobre el mundo, a una comprensión unitaria primero del ser en general y luego, siguiendo el proceso racional de la reductio, a la verdad del ser primero, ejemplar necesario y explicación última de la realidad creada. Y lo que en el conocimiento teórico de la realidad aparece como racionalidad científica autónoma frente a la fe -y a la teología- por su origen diferente, se ve refrendado en la veritas morum, e. d. en la disciplina moral que Buenaventura percibe, previamente al influjo de la caritas supernaturalis, configurada según la ley de la naturaleza conteniendo principios suficientes para un recto comportamiento humano. De este modo quedarían asegurados en B. los elementos esenciales de una ética filosófica.
 
Tomado de :
http://www.mercaba.org/DOCTORES/Buenaventura/san_buenaventura_filosofo.htm
Escríbeme
Me interesa tu opinión